Reflexiones sobre la pobreza

ropa-680x345
Donar ropa en Zaragoza
junio 2, 2017
VIII MSM
Solidariaonline estuvo en VIII Madalena Street Market en Zaragoza
junio 18, 2017
pobreza

Cuando llegue mi hora, quiero sentirme sabedor de que la relativa felicidad la alcancé a través de la autorrealización.

Quiero sentirme sabedor de que puse mi granito de arena en esta mentira denominada vida.

He tardado casi cuatro décadas de supuesta existencia en decidirme a dedicar mis días a ayudar a quien lo pasa mal. Siempre escogí los caminos difíciles, equivocados e incluso absurdos. Espero no continuar mi particular senda del error.

Podría dedicar mis semanas a cualquier otra actividad, pero mis circunstancias presentes me empujaron a meterme de lleno en el proyecto de la asociación Solidariaonline.

Podría haber seguido el camino normal. Nacer, estudiar, encontrar trabajo, casarme, comprarme una casa, tener hijos, enfermar y morir, pero mi «tara» genética me lo impidió.

Tras esta introducción, me gustaría exponeros una serie de reflexiones que rondan mi cabeza en estos dos años de andadura en el proyecto social de la asociación Solidariaonline, fruto de conversaciones con humanos en relación al trabajo que realizamos de apoyo a infancia y familias en situación de pobreza.

  • Hay mucha gente que se aprovecha.

En muchas ocasiones, cuando hablamos con personas que nos ayudan de una manera u otra, suele aparecer esta frase. Sin embargo, es curioso que siguiendo la conversación, al final siempre acaban por reconocer que la gente que se aprovecha y que realmente no necesita ayuda, es muy poca.

Desde nuestra experiencia en Solidariaonline, la gente que atendemos con ayudas de diferente índole, no son familias acomodadas que piden ayuda por vicio. Gente aprovechada que no necesita ayuda, la hay, pero en un porcentaje muy pequeño.

Eso no quita que dejemos de llevar un seguimiento de las personas, pero por favor, no hagamos de una excepción, una norma.

  • Una persona sola, con 425€ de ingresos únicos al mes no tiene que tener derecho a ayuda alimenticia.

Esta es la frase que una persona que lleva muchos años colaborando en temas sociales en organizaciones importantes nos repitió en más de una ocasión.

O bien esta persona ha perdido su empatía o su grado de ignorancia es supremo. La segunda opción no me llega a cuadrar, ya que las cifras de gastos para vivir en España son pura matemática y no es difícil sacar conclusiones de lo que hace falta para salir adelante en la vida de forma digna sin convertirse en una Ameba. En fin, lo dejo para vuestra reflexión.

  • Un ser humano, no es un hámster.

Tengo la impresión de que para mucha gente, las necesidades básicas de una persona son:

  • Tener un techo.
  • Comer.
  • Fin.

Si esto fuera cierto, se asemejaría bastante a la vida de un hámster que tuve cuando era pequeño.

Estoy totalmente seguro, que las necesidades básicas de una persona, no son las mismas que las de un hámster. Un humano necesita crecimiento personal, hobbies, vida social, etc. Se puede ampliar más información al respecto si os documentáis sobre la Rueda de la Vida buscando en Internet.

No estoy de acuerdo en casos específicos en que una familia reciba ayudas varias y se pase todo el día en el bar y jugando a máquinas tragaperras, pero si gracias a que algunas personas reciben ayuda alimenticia, pueden permitirse tomarse un par de cervezas con unos amigos a la semana para socializar, bienvenida sea la ayuda alimenticia.

 

Estas han sido unas pequeñas reflexiones, como he comentado, en base a mi experiencia desde la creación del proyecto de la asociación Solidariaonline hasta la fecha. Es probable que día a día me tope con nuevas reflexiones en temas sociales, humanos, etc. Si es así, quizá me anime a seguir compartiéndolos con vosotros.

Podéis ampliar información sobre lo que hacemos en: http://solidariaonline.org

David Juan
David Juan
Co-fundador de Solidariaonline. Firme creyente de que las circunstancias de nuestro nacimiento condicionan la vida del individuo.